MAÑANA – > JORNADA DE ORACIÓN DE PROTECCIÓN, SELLAMIENTO Y REPARACIÓN POR HALLOWEEN < – Jueves 31 de Octubre 2019

Guardemos nuestras almas en este Halloween
– > #ayunoapanyagua  Desde las 6 am hasta las 2 pm
– > Consagracion a la Inmaculada
– > Oracion de sellamiento con la Coraza de San Patricio (6 am, 9 am, 12 pm, 3 pm, 6 pm, 9 pm, 12 am)
– > Coronilla en honor de las Santas Llagas (9 am)
– > Santo Rosario (Rezar los 20 misterios a lo largo del dia)
– > Coronilla a la Divina Misericordia (3 pm)
– > Memorizar y recitar LA FLECHA DE ORO a lo largo del dia
– > Entrega del alma a la Sangre Preciosa de Jesucristo (9 pm)
.
.
.
«Levántate oh Señor y que tus enemigos se dispersen, y que aquellos que te odian huyan ante Tu Rostro» Números 10, 35
Consagración a la Inmaculada
fórmula compuesta por San Maximiliano Kolbe
 
Acto de Consagración
«Oh Inmaculada, Reina del cielo y de la tierra, refugio de los pecadores y Madre nuestra muy amada, a quien Dios ha constituido cauce de toda su misericordia, yo, N.N., indigno pecador, me postro a tus pies suplicándote humildemente me aceptes totalmente como cosa y propiedad tuya y hagas lo que quieras de mí y de todas las facultades de mi alma y de mi cuerpo, de mi vida, muerte y eternidad. Dispón también, si lo deseas, de todo mi ser sin reserva alguna, para conseguir lo que se dijo de ti: “Ella te aplastará la cabeza”, así como: “Tú sola has destruido todas las herejías en todo el mundo” para que en tus manos inmaculadas y misericordiosísimas yo llegue a ser un instrumento útil para introducir e incrementar lo más posible tu gloria en tantas almas extraviadas e indiferentes y para extender, cuanto sea posible, el bendito Reino del sacratísimo Corazón de Jesús. Donde tú entras, obtienes las gracias de la conversión y de la santificación, ya que toda gracia fluye, a través de tus manos, desde el Corazón dulcísimo de Jesús hasta nosotros. Concédeme alabarte, Virgen santísima. Dame fuerzas contra tus enemigos».
CORAZA DE SAN PATRICIO
Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa;
La invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas, la
confesión de
La unidad del Creador del universo.
Me envuelvo hoy día y ato a mí:
La fuerza de Cristo con Su Bautismo,
La fuerza de Su Crucifixión y Entierro,
La fuerza de Su Resurrección y Ascensión,
La fuerza de Su Vuelta para el juicio de la eternidad.
Me envuelvo hoy día y ato a mí:
La fuerza del amor de los querubines,
La obediencia de los ángeles,
El servicio de los arcángeles,
La esperanza de la resurrección para el premio,
La oración de los patriarcas,
La visión de los profetas,
Las palabras de los apóstoles,
La fe de los mártires,
La inocencia de las santas vírgenes y
Las buenas obras de los confesores.
Me envuelvo hoy día y ato a mí el poder del Cielo,
La luz del sol, el brillo de la luna,
El resplandor del fuego, la velocidad del rayo,
La rapidez del viento, la profundidad del mar,
La firmeza de la tierra, la solidez de la roca.
Me envuelvo hoy día y ato a mí:
La Fuerza de Dios para orientarme,
El Poder de Dios para sostenerme,
La Sabiduría de Dios para guiarme,
El Ojo de Dios para prevenirme,
El Oído de Dios para escucharme,
La Palabra de Dios para apoyarme,
La Mano de Dios para defenderme,
El Camino de Dios para recibir mis pasos,
El Escudo de Dios para protegerme,
Los Ejércitos de Dios para darme seguridad
Contra las trampas de los demonios,
Contra las tentaciones de los vicios,
Contra las inclinaciones de la naturaleza,
Contra todos los que desean el mal de lejos y de cerca
Estando yo solo en la multitud
Convoco hoy día todas esas fuerzas poderosas que están entre
mí y esos males
Contra las encantaciones de los falsos profetas,
Contra las leyes negras del paganismo,
Contra las leyes falsas de los herejes,
Contra la astucia de la idolatría,
Contra los conjuros de las brujas, brujos y magos,
Contra las curiosidades que dañan el cuerpo y el alma del
hombre.
Invoco a Cristo que me proteja hoy día:
Contra el veneno, el incendio, el ahogo, las heridas,
Para que pueda yo alcanzar abundancia de premio.
Cristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mí,
Cristo en mí, Cristo bajo mí, Cristo sobre mí,
Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda,
Cristo en la anchura, Cristo en la longitud, Cristo en la
altura,
Cristo en el corazón de todo hombre que piensa en mí,
Cristo en la boca de todos los que hablan de mí,
Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me
escucha
Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa;
La invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas,
La confesión de la unidad del Creador del universo.
Del Señor es la salvación. Del Señor es la salvación. De Cristo
es la salvación
Tu salvación, Señor, está siempre con nosotros.
Amen
CORONILLA EN HONOR DE LAS SANTAS LLAGAS DE JESUCRISTO
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Acto de contrición:
1.- Oh Jesús, Redentor Divino, sed misericordioso con nosotros y con el mundo entero. Amén
2.- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, tened misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén
3.- ¡Perdón! ¡Misericordia, Jesús mío!; durante los presentes peligros cubridnos con vuestra preciosa sangre. Amén
4.- Padre Eterno, tened piedad y misericordia por la Sangre de Jesucristo vuestro Hijo único; tened piedad y misericordia de nosotros, os lo suplicamos. Amén, Amén, Amén.
.
.
En las cuentas grandes del Rosario:
En lugar del Padrenuestro, se reza la jaculatoria:
Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para curar las llagas de nuestras almas.
.
.
En las cuentas pequeñas del Rosario:
En lugar de las 10 Avemarías, se repite 10 veces la jaculatoria:
Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de Vuestras Santas Llagas.
.
.
Al terminar el Rosario se repite tres veces:
Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para sanar las de nuestras almas.
.
.
Oración a la Virgen Dolorosa
Oh Madre afligida, Oh corazón virginal desgarrado, por las llagas de tu hijo, dígnate admitir este pequeño recuerdo de sus sufrimientos en unión con lo que tu misma has padecido. Ofrezco este homenaje a tu hijo Jesús y por tu santa y poderosísima intercesión espero que mis oraciones y suplicas sean escuchadas por Él. Amén.
.
Se recomienda finalizar rezando tres Aves Marías
.
.
.
MEDITACIÓN DE CADA UNA
DE LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS
Se recomiendan en cada uno de los misterios del Rosario.
Al estar de rodillas ante Vuestra sagrada imagen, oh Salvador mío, mi conciencia me dice que yo he sido él que os ha clavado en la cruz, con estas mis manos, todas las veces que he cometido un pecado mortal.
Dios mío, mi amor y mi todo, digno de toda alabanza y amor, viendo como tantas veces me has colmado de bendiciones, me pongo de rodillas, convencido de que aún puedo reparar mis injurias con que te he ofendido. Al menos te puedo compadecer, puedo darte gracias por todo lo que has hecho por mí. Perdóname, Señor mío. Por eso con el corazón y con los labios digo:
A LA LLAGA DEL PIE IZQUIERDO
Santísima llaga del pie izquierdo de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir aquella pena dolorosa. Os doy gracias, oh Jesús de mi alma, porque habéis sufrido tan atroces dolores para detenerme en mi carrera al precipicio, desangrándote a causa de las punzantes espinas de mis pecados.
Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad para resarcir mis pecados, que detesto con sincera contrición.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de pereza, omisión, faltas de caridad especialmente con los más pobres.
A LA LLAGA DEL PIE DERECHO
Santísima llaga del pie derecho de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por aquel amor que sufrió tan atroces dolores, derramando sangre para castigar mis deseos pecaminosos y andadas en pos del placer. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad, y le pido la gracia de llorar mis transgresiones y de perseverar en el camino del bien, cumpliendo fidelísimamente los mandamientos de Dios.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la envidia, celos, rivalidades y rencores.
A LA LLAGA DEL SACRATÍSIMO COSTADO
Santísima llaga del Sacratísimo costado de mi Jesús, os adoro. Me duele, Jesús de mi vida, ver como sufristeis tan gran injuria. Os doy gracias, oh buen Jesús, por el amor que me tenéis, al permitir que os abrieran el costado, con una lanzada y así derramar la última gota de sangre, para redimirme.
Ofrezco al Eterno Padre esta afrenta y el amor de vuestra santísima Humanidad, para que mi alma pueda encontrar en vuestro Corazón traspasado un seguro refugio.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de ira, avaricia y lujuria.
A LA LLAGA DE LA MANO IZQUIERDA
Santísima llaga de la mano izquierda de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, porque por vuestro amor me habéis librado a mí de sufrir la flagelación y la eterna condenación, que he merecido a causa de mis pecados.
Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude a hacer buen uso de mis fuerzas y de mi vida, para producir frutos dignos de la gloria y vida eterna y así desarmar la justa ira de Dios.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la gula, para que nos liberes de la glotonería, ansiedad y desenfreno al comer y beber, y nos libres sobre todo del alcoholismo.
A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA
Santísima llaga de la mano derecha de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por haberme abrumado de beneficios y gracias, y eso a pesar de mi obstinación en el pecado.
Ofrezco al Eterno Padre la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude para hacer todo para mayor honra y gloria de Dios.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de mentira, engaño y falsedad, por la ceguera espiritual que nos lleva a la hipocresía y al fraude.
A LA LLAGA DEL HOMBRO
Oh amabilísimo Jesús, manso cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de tu cruz, que abriendo vuestras carnes desnudó los huesos de vuestro hombro sagrado, de la cual vuestra madre dolorosa tanto se compadeció.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de murmuración, crítica, calumnia, chisme, difamación y juicios temerarios.
A LA LLAGA DE LA CABEZA
Señor mío crucificado adoro la llaga de tu santa cabeza por el dolor que en ellas sufriste, y la sangre que derramaste te ruego que me concedas constancia en servirte a ti y los demás. Así sea.
La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de soberbia, desconfianza y temores, los cuales siguen penetrando hoy la cabeza de Cristo.
.
.
.
FLECHA DE ORO
Que el más santo, más sagrado, más adorable, más incomprensible e inefable Nombre de Dios sea por siempre alabado, bendecido, amado, adorado y glorificado en el cielo, en la tierra, y bajo la tierra por todas las criaturas de Dios y por el Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar. Amén.
.
.
.
ENTREGA DEL ALMA A LA SANGRE PRECIOSA DE NUESTRO SEÑOR
Sangre Preciosa de mi Senor toma como propiedad, hoy y para siempre todo mi ser, pues por tan alto precio has sido derramada por mi amor. Cubreme desde instante y para siempre, blindame contra todos los ataques futuros del malo y del mal, de cualquier influencia a las potencias de mi alma. Acrecienta dia a dia mi confianza y abandono en ti, Jesus, mi Senor y Redentor. Santisima Virgen, deposito en tus manos Inmaculadas la ofrenda que hago de mi ser a Tu Divino Hijo. Amen.
Sangre preciosa por mi amor vertida. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre de mi Dios, noble, excelsa y rica. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre redentora, vida de mi vida. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre derramada por las culpas mías. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre rubicunda de estima infinita. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre del costado en la cruel herida. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre consagrada en hostia pacífica. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre con que aplaca tu justísima ira. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre con que borraste la escritura antigua. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que te ofreces por quien más te pisa. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que llorando mi Jesús vertía. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que en lágrimas hilo a hilo corría. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que te viste de hombres abatida.. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que brotaron agudas espinas. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que arrastrada fuiste y escupida. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que vertieron manos atrevidas. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre dulce y suave humana y divina. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que nutrió la dulce MARÍA. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre de mi alma, sangre de mi vida. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre siempre pronta a curar heridas. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre en que se funda la esperanza mía. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre encendedora de las almas tibias. Purifica mi alma de toda malicia.
Sangre que haces fuerte al que en ti medita. Purifica mi alma de toda malicia.
V. Te adoramos preciosa sangre y te bendecimos.
R. Porque en la Cruz Santa redimiste al Mundo.
ORACIÓN
Omnipotente y sempiterno Dios que con la sangre de tu Hijo quisiste ser aplacado y que nosotros fuésemos redimidos, te rogamos que nos concedas de tal suerte hacer memoria del precio de nuestra salvación; que podamos en esta vida conseguir el perdón: y en la eternidad el premio de la gloria, por el mismo Jesucristo Señor Nuestro tu Hijo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.
.
.
.
Plegaria a San Miguel Arcangel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Oración a San Miguel Arcángel creada por el Papa León XIII

Ayuno por Halloween

batalla

Anuncios

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.