Coronilla en honor a la Santa Infancia de Jesús

Divino Niño Jesús, adoro el instante en que fuiste concebido en el Seno de María, Virgen y Madre

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, bendícenos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 1 año

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, míranos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 2 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, abrázanos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 3 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, sonríenos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 4 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, acarícianos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 5 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, acompáñanos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 6 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, consuélanos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 7 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, atráenos a ti

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 8 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, enséñanos cómo amarte

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 9 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, sensibiliza nuestro corazón con tu ternura

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 10 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, purifica nuestros afectos y danos recta intención

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 11 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, haz que seamos obedientes a la Ley de Dios y responsables en nuestros compromisos cotidianos

Divino Niño Jesús, te adoro a la edad de 12 años

Padrenuestro, Gloria

Amado Jesús Niño, que en todo momento y lugar mi existencia sea un continuo “Hágase Tu Voluntad”.

Divino Niño Jesús, te adoro, me postro ante ti por mí, por mi familia, amigos, allegados y conocidos. Que mi presencia sea bálsamo de sanación, alegría y paz que viene de Ti.

Divino Niño Jesús, Dulce Cordero de Dios, lava mi alma con la sangre de tu circuncisión y embellécela con las lágrimas que brotaron de tus Divinos ojos en tu Santa Infancia. Amén

¡Niñito Jesús!, mi único tesoro, yo me abandono a tus divinos caprichos, y no quiero otra alegría que la hacerte sonreír. Imprime en mí tu gracia y tus virtudes infantiles, para que en el día de mi nacimiento para el cielo los ángeles y los santos reconozcan a mí a tu pequeño muy amado hijo (y aquí dices tu nombre completo). Amén

Padre eterno, tu Hijo único, el dulce Niño Jesús, es mío, porque tú me lo diste. Te ofrezco los méritos infinitos de su divina infancia, y te pido en su nombre que mi vida esté impregnada de tu amor, que no dude en compartirlo con los demás y que en tu Santísima Voluntad por cada suspiro o latido de mi corazón llames a las alegrías del cielo a innumerables almas a fin de que sigan eternamente al divino Cordero. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s