Oración de Arrepentimiento y Liberación

Jesús dio esta oración a Vassula el 13 de noviembre de 2006:

Vassula escribe:

Jesucristo me dictó esta oración, que es una oración de arrepentimiento, sanación y liberación. Él dijo que esta “oración de exorcismo” se necesita en nuestros tiempos tan llenos de maldad.

Las personas no saben como repudiar completamente, a Satanás, en sus oraciones. Satanás los está controlando, cegándolos y dándoles mucho sufrimiento, ya sea por medio de la enfermedad o tomándolos cautivos. Jesús dice, también, que mucha gente venera a falsos dioses (ídolos).

Esta oración será muy efectiva si se ora con el corazón y con sinceridad.

El Señor ha dicho: “Que se arrepientan ante Mí con esta palabras”:

Señor, me has soportado todos estos años con mis pecados, pero a pesar de ello has tenido compasión de mí.

Me he descarriado en todos los aspectos,

pero ahora no quiero pecar más.

Te he agraviado y he sido injusto.

Ya no lo seré nunca más.

Renuncio al pecado, renuncio al Demonio,

renuncio a la iniquidad que ensucia mi alma.

Libera mi alma de todo lo que es contrario a Tu santidad.

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

Perdóname, Señor, y permíteme descansar en Ti.

Porque Tú eres mi Escudo, mi Redentor y mi Luz,

y en Ti confío.

Desde hoy, Señor, Te bendeciré en todo momento.

Repudio el mal y a todos los demás dioses e ídolos,

porque Tú eres el Altísimo sobre el mundo entero,

trascendiendo de lejos a todos los demás dioses.

Con Tu poderoso brazo, sálvame de la mala salud,

sálvame de estar cautivo,

sálvame de los conflictos

y derrota a mi enemigo el Demonio.

¡Ven pronto en mi ayuda, oh Salvador!

Amén.

💎 💎 💎

Aclaratoria

Sobre las revelaciones privadas

(Esto concierne a mensajes y oraciones)

«El Sínodo ha recomendado “ayudar a los fieles a distinguir bien la Palabra de Dios de las revelaciones privadas” (Propositio 47), cuya función “no es la de… ‘completar’ la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia” (Catecismo de la Iglesia Católica, 67). El valor de las revelaciones privadas es esencialmente diferente al de la única revelación pública: ésta exige nuestra fe; en ella, en efecto, a través de palabras humanas y de la mediación de la comunidad viva de la Iglesia, Dios mismo nos habla. El criterio de verdad de una revelación privada es su orientación con respecto a Cristo. Cuando nos aleja de Él, entonces no procede ciertamente del Espíritu Santo, que nos guía hacia el Evangelio y no hacia fuera. La revelación privada es una ayuda para esta fe, y se manifiesta como creíble precisamente cuando remite a la única revelación pública. Por eso, la aprobación eclesiástica de una revelación privada indica esencialmente que su mensaje no contiene nada contrario a la fe y a las buenas costumbres; es lícito hacerlo público, y los fieles pueden dar su asentimiento de forma prudente. Una revelación privada puede introducir nuevos acentos, dar lugar a nuevas formas de piedad o profundizar las antiguas. Puede tener un cierto carácter profético (cf. 1 Ts 5,19-21) y prestar una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el presente; de ahí que no se pueda descartar. Es una ayuda que se ofrece pero que no es obligatorio usarla. En cualquier caso, ha de ser un alimento de la fe, esperanza y caridad, que son para todos la vía permanente de la salvación. (Cfr. Congregación para la Doctrina de la Fe, El mensaje de Fátima, 26 de junio de 2000: Ench. Vat. 19, n 974-1021)»

Extracto de la Exhortación Apostólica Post-sinodal Verbum Domini sobre la Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia, 30 de septiembre de 2010, n. 14: AAS 102 (2010) 695-696. Al respecto véanse también los pasajes del Catecismo de la Iglesia Católica dedicados al tema (cfr nn. 66-67).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s