Coraza de San Patricio: oración de sellamiento contra el ocultismo, las calumnias y la envidia

San Patricio, en el transcurso de 30 años de apostolado, convirtió al cristianismo a «toda Irlanda«.

 Utilizaba un lenguaje sencillo al evangelizar. Por ejemplo, para explicarles acerca de la Santísima Trinidad, les presentaba la hoja del trébol, diciéndoles que así como esas tres hojitas forman una sola verdadera hoja, así las tres personas divinas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, formando un solo Dios verdadero.

 Todos lo escuchaban con gusto y así San Patricio hizo uso de un trébol de tres hojas para catequizar a los paganos  sobre el dogma de la Santísima Trinidad.

 Santo Obispo Patricio, fiel pastor de Cristo. Llenaste al mundo con el resplandor del Evangelio y la fuerza poderosa de la Trinidad.

 Te invocamos San Patricio Ayúdanos  y protégenos !!!!

“En el Señor está la salvación, que tu salvación, Señor, esté siempre con nosotros.

Amén”

C O R A Z A     D E     S A N   P A T R I C I O

Envuélveme hoy día Omnipotencia de la Beatísima Trinidad,

Me entrego a Ti, Creo en Ti, Oh Dios vivo y verdadero, confieso que eres mi único Dios, te adoro oh Creador del Universo, te amo oh Redentor del género humano, en ti espero oh Santificador y Esposo de mi alma.

Envuélveme hoy día con tu mismo Ser Oh Cristo, Redentor mío, sumérgeme en las mismas aguas de tu Bautismo,

Envuélveme con la fuerza Redentora de tu Crucifixión,

Envuélveme con la Gracia transformante de tu Resurrección y Ascensión,

Envuélveme con la fuerza de tu venida del día del Juicio.

Levántame hoy con tu fuerza oh Dios y guíame, pues soy tu propiedad,

– con tu Santo Poder, sosténme,

– con tu inteligencia oh Dios, condúceme

– pon tu ojo oh Dios delante de mí en mi defensa,

– pon tu oído oh Dios y escúchame,

– pon tu Santa Palabra en mi mente, en mi corazón y habla conmigo,

– pon tu mano oh Dios y guarda a tu pequeño que te clama,

enderézame y admíteme en tu camino, para que valientemente siga tus huellas, 

– pon tu escudo oh Dios y protégeme,

– pon tu ejército oh Dios y sálvame de las redes del demonio.

sálvame de las seducciones, de los vicios,

sálvame de las inclinaciones de la naturaleza, 

sálvame de todos los hombres que me desean el mal,

sálvame en todo tiempo y lugar, en la soledad y en la multitud

 

Envuélveme hoy día con Tu Manto oh Trinidad Beatísima, envuélveme con la fuerza del amor de los querubines,

inspírame la obediencia de los ángeles, el servicio de los arcángeles, la esperanza de la resurrección

Me uno a las oraciones de los patriarcas

que yo escuche las profecías de tus profetas,

Que atienda a las predicaciones de tus apóstoles, 

Que yo viva e profese la misma fe de los mártires,

Que recobre la inocencia del bautismo como las santas vírgenes

Que realice las buenas obras de los confesores.

Sumérgeme en tu insondable Misericordia y que te encuentre y experimente tu abrazo al contemplar el Cielo, la luz del sol, el brillo de la luna, el resplandor del fuego, la velocidad del rayo, la rapidez del viento, la profundidad del mar, la firmeza de la tierra, la solidez de la roca.

Envuélveme hoy día oh Amado Señor, y condúceme con tu fuerza de Dios y oriéntame

Con tu poder, sosténme,

Con tu sabiduría, guíame

Con tu mirada oh Dios cuídame de la caída imprevista

Escúchame Amado Padre

Graba en mi alma tu Verbo Divino y restáurame,

Defiéndeme con tu Mano Providente, incluso de mismo, 

Que mis pasos caminen tus huellas

Protégeme con tu escudo,

Despliega tus ejércitos oh Dios en mi defensa:

-Contra las trampas de los demonios.

-Contra las tentaciones de los vicios.

-Contra las inclinaciones de la naturaleza.

-Contra todos aquellos que me desean el mal de lejos y de cerca, estando yo solo o en la multitud.

Que hoy día el fuego de tu Espíritu se ponga entre mí y el malvado

Que el fuego de tu Espíritu haga vanas sobre las encantaciones de los falsos profetas, las leyes negras del paganismo, las leyes falsas de los herejes, la astucia de la idolatría.

Oh Cristo, Cordero de Dios, protégeme hoy día del veneno, el incendio, el ahogo, las heridas.

Sálvame oh Buen Pastor de las garras del enemigo, que yo viva y proclame tu Divina Misericordia

Cristo conmigo,

Cristo delante de mí,

Cristo detrás de mí,

Cristo en mí,

Cristo me sostiene,

Cristo sobre mí,

Cristo a mi derecha,

Cristo a mi izquierda,

Cristo alrededor de mí.

Cristo en la anchura,

Cristo en la longitud, 

Cristo en la altura,

Cristo en la profundidad de mi corazón. 

Cristo en el corazón y la mente de todos los hombres que piensan en mi,

Cristo en la boca de todos los que hablan de mi,

Cristo en todo ojo que me ve,

Cristo en todo oído que me escucha.

Envuélveme hoy día Omnipotencia de la Beatísima Trinidad

Me entrego a Ti, Creo en Ti, Oh Dios vivo y verdadero, confieso que eres mi único Dios, te adoro oh Creador del Universo, te amo oh Redentor del género humano, en ti espero oh Santificador y Esposo de mi alma.

Blíndame hoy día y siempre con la fuerza poderosa de Tu Amor.

Amén!

  

BENDICIÓN DE SAN PATRICIO

Viviré por el tiempo que Dios tiene previsto.

Olvido siempre las cosas tristes y recuerdo las alegrías.

Olvido a los amigos que resultaron falsos y nunca olvido a los que permanecen conmigo.

Olvido los problemas que pasaron y nunca olvido las bendiciones de cada día.

Que el día más triste de mi futuro sea menor que la felicidad del día más feliz de mi vida.

Nunca se me viene el techo encima y los amigos reunidos debajo de él, nunca se me van.

Siempre tengo palabras cálidas en las noches frías y una luna llena en las noches oscuras;

El camino siempre se abre a mi puerta; ¡Viviré un año extra para perdonar!

El Señor me guarda en Su mano y nunca aprieta el puño.

Mis vecinos me respeten, los problemas ya se fueron. Los ángeles me protegen, y el cielo me recibe. La fortuna de las colinas me abraza.

Las Bendiciones de la Presencia de Dios y San Patricio están conmigo. Mis bolsillos están llenos y pesados de provisión y mi corazón ligero. La buena suerte me persigue, cada día y cada noche.

Tengo muros contra el viento y un techo para la lluvia, risas para consolarme y aquellos a quienes amo cerca de mí, y todo lo que mi corazón desee! Dios está conmigo y me bendice; El infortunio no existe Yo Soy rico en bendiciones.

No conozco nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, Dios me concede muchos años de vida, con suficientes ángeles a mi alrededor.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Luz Sepúlveda dice:

    Amo a S Patricio, nací el 17 de marzo!!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.