Iglesia de Cristo: Cuerpo que sufre

Creta, Grecia.- Sin proveer el número exacto de participantes, la Iglesia Ortodoxa quiere iniciar una nueva etapa en su vida eclesial a través de un Concilio en la Isla donde nace la civilización europea, la cual pisara también el apóstol de los gentiles; isla elegida para un soñado Concilio Pan-Ortodoxo, el cual no fue posible cristalizar ante la ausencia de 4 de las 14 Iglesias, quedando tan sólo con los adjetivos de “Santo y Grande”.

“El Señor comenzó su predicación al mundo llamando a la gente al arrepentimiento. El trabajo de un cristiano durante su vida será el arrepentimiento” expresó el pasado domingo el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé y agrega en la apertura del Santo y Gran Concilio Ortodoxo “Nosotros estamos en la obligación de proporcionar un buen ejemplo y abrazar la totalidad de la Fe que hemos recibido”.

Advierte sobre un tenaz peligro “el enemigo trabaja en función de dispersar”, cuestión que perfectamente se aplica a la dimisión del Concilio, en últimas horas, por parte del Patriarca Ruso, Kirill, quien junto a otros tres patriarcas: Bulgaria, Antioquía y Georgia. Ante esto, ha sido incomprensible escuchar en palabras del Patriarca Bartolomé “Hermanos, padres e hijos, hoy en día la totalidad de nuestra Santa Iglesia Ortodoxa está representada aquí en Creta. (…) Hemos visto la luz verdadera”.

Bartolomé tiene un norte claro: iniciar este Santo Concilio “Dejando a un lado los problemas que surgen de nuestros orígenes”, cuestión que parece imposible dado que ahora se pone en vilo el hecho de que este tan esperado Concilio deje de ser Pan-Ortodoxo ante la ausencia de cuatro Patriarcados. Dado que en muchos fragmentos lo reafirma [este Concilio] ” Es convocado para confirmar y fortalecer la unidad de los rebaños fieles, para proclamar la unicidad de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica.

Se puede comprender cabalmente que el “arrepentimiento” del cual nos habla el patriarca, se puede medir en función de la desunión que ha reinado por muchos siglos desde el cisma con Roma en 1054.

En la primera rueda de prensa fue sabido por todos los periodistas presentes que a último momento las delegaciones de Georgia, Bulgaria, Antioquía y Rusia decidieron estar ausentes, dejando a los Patriarcas y delegaciones presentes en un vacío de razones por las cuales sencillamente no vinieron, habiéndose aprobado en la Synaxis de Enero, la cual describió el Patriarca Ruso como una reunión y no como un Concilio.

En estos momentos del Concilio, aunque falta la representación de más del 70% de los ortodoxos, sólo les queda proceder cautelosamente para no provocar un cisma, a sabiendas de que los ausentes no tendrán el mismo cuidado en prevenirlo.

Este importante hito de la Iglesia, aunque no haya podido cristalizarse como esperaba el Patriarca de Constantinopla, quedará grabado en la historia de la Iglesia como uno de los tantos esfuerzos que sigue obrando el Espíritu Santo para “que todos sean uno” (Jn 17, 21) como Jesús lo pedía al Padre. Valdría la pena recordar las palabras del Papa emérito Benedicto XVI en su visita apostólica a Alemania en 2005: “No podemos “hacer” la unidad sólo con nuestras fuerzas. Podemos obtenerla solamente como don del Espíritu Santo. Por tanto, el ecumenismo espiritual, es decir, la oración, la conversión y la santidad de vida, son el corazón del encuentro y del movimiento ecuménico (cf. Unitatis redintegratio, 8; Ut unum sint, 15 s, 21 etc.). También se podría decir que la mejor forma de ecumenismo consiste en vivir según el Evangelio”.
María Madre de la Iglesia
Desde la Isla de Creta, Grecia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s