Oremos por la Visita Apostólica de Su Santidad Francisco a los Estados Unidos de América

En los Estados Unidos se mira con mucha expectación la venida del Sucesor de San Pedro, el Papa Francisco, elegido en cónclave el 13 de marzo de 2013. Su visita tendrá primero una parada en la pequeña isla de Cuba retomando el hilo de reconciliación emprendido por sus predecesores San Juan Pablo II y Benedicto XVI. La visita a la nación más importante del continente Americano se hace esperar, pues de una u otra forma visita a muchos países al encontrarse con la cantidad incontable de inmigrantes procedentes de muchos países de América Latina. Será la primera vez que un Papa oficie la Santa Misa en español, el idioma que va tomando fuerza en los Estados Unidos. Muchas delegaciones de los 50 estados se empiezan a movilizar para no faltar al gran acontecimiento espiritual: la canonización de un español, el beato Fray Junípero Serra, quien se desgastó en sembrar la semilla de la Fe que libera, en la Nación que hoy promueve la bandera de la entredicha libertad, ocasión que se dará en el atrio de la casa de la Virgen en los Estados Unidos, la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington DC. Más de 8 mil periodistas aguardan la requerida credencial para cubrir este gran acontecimiento en el que prestaremos nuestros servicios a varios medios de comunicación que lamentablemente no pueden acompañarnos en esta gran fiesta del Espíritu Santo. La mirada del Papa está ciertamente fija en el Encuentro Mundial de la Familias a realizarse en Filadelfia, y es éste el principal motivo de la Visita del Papa a Los Estados Unidos.

Preparemos el camino con oración y adoración eucarística, humedezcamos la tierra del alma invocando al Espíritu Santo para que permee el mensaje que el Señor quiere darnos a través del Siervo de los Siervos de Dios, Su Santidad Francisco.

Ven Espíritu Santo, ven a los Estados Unidos por medio del Corazón Inmaculado de María, tu amadísima Esposa. Amén.National Shrine

Dios y Padre de todos nosotros,
en Jesús, tu Hijo y nuestro Salvador,
que nos han convertido en
sus hijos e hijas
en la familia de la Iglesia.

Que tu gracia y amor
ayudar a nuestras familias
en todas partes del mundo
se unen entre sí
en la fidelidad al Evangelio.

Que el ejemplo de la Sagrada Familia,
con la ayuda de tu Espíritu Santo,
guía a todas las familias, especialmente las más conflictivas,
como las casas de la comunión y la oración
y de buscar siempre la verdad y vivir en tu amor.
Por Cristo nuestro Señor. Amén .

Jesús, María y José, ruega por nosotros!

Oh, San José, cuya protección es tan grande, tan fuerte, tan pedirá ante el trono de Dios. Pongo en ti todos mis intereses y deseos. Oh, San José, me do asistir por su poderosa intercesión, y obtener para mí de su divino Hijo toda bendición espiritual, a través de Jesucristo, nuestro Señor. Así que, después de haber participado aquí abajo tu poder celestial, puedo ofrecer mi agradecimiento y homenaje a la más amorosa de Fathers.Oh, San José, nunca me cansaba de contemplar, y Jesús dormido en sus brazos; No me atrevo enfoque mientras Él descansa cerca de su corazón. Él Pulse en mi nombre y besar a su fina cabeza para mí y pedirle que devuelva el beso cuando dibujo mi último aliento. San José, Patrono de las almas que salen – Ruega por mí. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s