FAMILIAS MISIONERAS AD-INTRA Y AD-EXTRA

CAM4 – Foro Temático

Image

Da. María del Mar Muñoz-Visoso

Licenciada en Ciencias de la Información-Periodismo

Master of Theological Studies (MTS)

Directora Ejecutiva del Secretariado de Diversidad Cultural en la Iglesia

Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos

 

Introducción

“Vayan y hagan discípulos de todas las naciones”: La misión de la Iglesia es la misión de cada discípulo y de cada  familia cristiana.

Entendemos el concepto de “familia misionera” en sentido amplio. La ACCIÓN emana del SER, y por tanto el “ser” de la familia (communio) informa su acción (missio). Comunión y misión son, pues, realidades  inseparables.

 

SER

Familias misioneras ad intra (communio)

–          Misión al interior de la familia misma: la familia como espacio de la primera evangelización. La educación en la fe y en los valores sucede primero que nada en la familia. Los padres  son los primeros educadores pero, en esta labor, a menudo están acompañados (o suplidos) por los abuelos, tíos, padrinos y otra familia extendida. En la familia unos nos enseñamos a otros, los padres a los hijos, los hijos a los padres. Las actuales condiciones del trabajo y de la emigración hacen difícil a veces a los padres ejercer esta función y en muchos casos han convertido a las abuelas/os en las catequistas por excelencia.

 

–          Misión al interior de la Iglesia: la familia el camino de la Iglesia. La familia que vive su fe como iglesia doméstica da testimonio a otras familias cristianas; es pilar y fermento en su misma comunidad cristiana. Son familias que se acercan a otras familias creyentes y les animan a aceptar el reto de participar y construir juntos la comunidad. Son familias evangelizadoras, familias catequistas, familias que miran por las necesidades espirituales y materiales de la iglesia local y universal. Familias promotoras de vocaciones en la Iglesia (en toda su variedad y amplitud: al sacerdocio, al matrimonio, a la vida religiosa o consagrada, al diaconado permanente, al ministerio/apostolado laical).

 

Familias misioneras ad extra (missio)

–          Fermento de la sociedad: la familia como agente de la nueva evangelización; unidad/célula básica de la sociedad (y de la iglesia). Familias que “predican” con su testimonio de vida y de palabra a otras familias y personas que necesitan que el evangelio les sea predicado de nuevo, o por primera vez, en todas sus dimensiones y con todas sus consecuencias. Familias trabajando por crear una cultura de la familia (“Civilización del amor”, Carta a las Familias, Juan Pablo II). Matrimonios ecuménicos: modelo y vanguardia de la unidad cristiana.

 

–          Rol de la familia emigrante/inmigrante en la nueva evangelización. (Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, 2012)  Ejemplos tomados de las familias latinoamericanas en Estados Unidos. Muchas familias católicas hispanas se convierten en misioneros de facto, a menudo precediendo a las parroquias locales y a otros “misioneros profesionales” (o misioneros en el sentido tradicional ad gentes) en una labor misionera organizada. Estas familias juegan un papel importantísimo en exilio al tomar la iniciativa de reunir y mantener a la comunidad anclada en la fe y en la oración, especialmente en ausencia de sacerdotes y religiosos que acompañen a las comunidades en su migración. Muchas reconectan con su fe a través de nuevas oportunidades formativas.

 

–          Familias misioneras ad gentes: familias católicas que viajan a otras regiones, países, a encontrar otros pueblos y culturas, generalmente a través de estructuras y canales eclesiales ya establecidos como comunidades religiosas y movimientos apostólicos o sociedades de vida apostólica, ya sea para realizar labor misionera en el sentido clásico (Maryknoll, Misioneros Franciscanos, Misioneros Jesuitas, Camino Neocatecumenal, etc.) o simplemente para ser levadura en medio de sus nuevas comunidades (ej. Familias de Nazaret, Movimiento de Vida Cristiana).

 

A través del círculo pastoral VER-JUZGAR-ACTUAR podemos analizar la realidad actual de la familia en su dimensión misionera, con sus luces y sombras, causas y tendencias, a la luz de la Palabra y de enseñanza de la Iglesia. Para luego, en una siguiente fase, proponer posibles líneas de acción.

 

VER

Situación de la familia en el mundo de hoy (Ver Familiaris consortio, no. 6, Juan Pablo II)  

 

–          Luces: el llamado a una nueva evangelización y el énfasis renovado del Papa Francisco y de Aparecida a ser discípulos misioneros; creciente concienciación y recuperación del sentido de la familia como “iglesia doméstica”; la contribución de los movimientos eclesiales y nuevas comunidades cristianas; fortalecimiento, en algunas iglesias locales, de la preparación al matrimonio y de la pastoral familiar. Emergencia de la pastoral urbana.

 

–          Sombras:

a)      Crisis de fidelidad: individualismo que va en contra de la caridad y del don de uno mismo; las personas no se ven a sí mismos como hijos de Dios (falta de fe)

b)      Crisis de paternidad/maternidad (falta de esperanza): Erosión del matrimonio: redefinición del sentido de la paternidad/maternidad, eclipse del matrimonio (para qué casarse si no tiene sentido real, no hace la diferencia)

c)      Desgaste, y a veces ruptura, del vínculo natural y orgánico de la persona con la familia por una variedad de causas y medios (usos tecnológicos que inhiben la comunicación directa interpersonal y la convivencia, secularismo, individualismo, materialismo, pobreza, drogas, encarcelamiento, emigración).

 

–          Tendencias: El número de matrimonios en (o por)  la Iglesia está en declive. Lo cual significa que menos personas entienden o son conscientes de la vocación al sacramento del matrimonio que es contexto fundamental de la familia como iglesia doméstica.

 

 

JUZGAR

Desde los primeros tiempos de la Iglesia existe una conexión intrínseca entre la familia/hogar y la evangelización/misión. Veamos algunos ejemplos:

  • La Sagrada Familia: Lc 2, 39-40
  • El ministerio de Jesús y el papel del hogar/casa (ver Marcos 2:1 y otros; la curación de la suegra de Pedro y el ministerio en y desde la casa)
  • El papel de casas/hogares particulares en los primeros tiempos de la Iglesia (Hechos: la casa de Cornelio, por ejemplo; o las referencias de san Pablo a los “hermanos que se congregan en su casa”, etc. —ver 1 Cor 16, 19; Fil 4, 22; Col 4:15).
  • Vaticano II: la familia como Iglesia doméstica (Lumen gentium y Gaudium et spes). Ver también el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC).
  • El Compendio del CIC dice que tanto el matrimonio, como las órdenes sagradas están al servicio de la comunión y de la misión (Parte II, cap. 3). Esto supone un desarrollo con respecto al CIC que los describe meramente como sacramentos al servicio de la comunión.
  • Familiaris consortio, nos. 49-64,  habla de la familia al servicio de la Iglesia y de la sociedad (y no solo de la Iglesia al servicio de la familia). También en su Carta a las Familias, Juan Pablo II habla de la familia como “el camino de la Iglesia”.
  • Benedicto XVI se ha referido a la “corresponsabilidad” de los laicos en el ser y actuar de la Iglesia (comunión y misión). Lo mismo puede decirse de la familia cristiana.
  • Las enseñanzas de Ecclesia in America y Aparecida sobre la familia y la misión.

 

Preguntas para la reflexión y el diálogo

 

  1. ¿Existen otras maneras, a parte de las mencionadas anteriormente, en las cuales las familias son/pueden ser misioneras?
  2. ¿Vemos nosotros, ven nuestras familias cristianas clara la conexión entre su ser “comunión” y la misión?
  3. ¿Cuáles son los nuevos cauces, medios, estructuras a través de los cuales las familias realizan su misión evangelizadora en casa y ad gentes? ¿Los reconocemos, afirmamos y promovemos?  
  4. ¿Qué significa que la familia es “el camino para la Iglesia”?
  5. ¿Qué papel tienen las familias en la Gran Misión Continental?
  6. ¿Cómo se ve la parroquia a sí misma en relación a las muchas iglesias domésticas dentro de su territorio?

ACTUAR

Para la nueva evangelización se necesitan todas la manos disponibles. (Alegoría del barco en medio de la tormenta: “All hands on deck”)

He aquí algunas sugerencias prácticas que podemos explorar para fortalecer a la familia en su SER y alentarla en el ACTUAR:

  • Fortalecer y fomentar la pastoral familiar y el desarrollo de la pastoral urbana.
  • Fortalecer la “comunión” entre el sacerdote y las parejas casadas para fomentar la sinergia en la misión. (Es importante que los sacerdotes también reciban formación en el seminario sobre la misión de la familia cristiana en la Iglesia y la familia como el “camino de la Iglesia”.)
  • Fomentar que las mismas familias sean protagonistas de misiones parroquiales al vecindario/barrio, y a otros lugares y países (“De las bancas a las chanclas” (Plan Nacional Hispano de Pastoral, EE.UU.) Ejemplo de la Parroquia San Camilo, Silver Spring, Maryland, EE.UU.
  • Fomentar en los jóvenes, las parejas casadas y las familias el sentido de iglesia doméstica, “la iglesia del hogar”: rezar en familia, recuperar el Domingo, fomentar el perdón, el uso apropiado de las tecnologías y de los bienes (frente al consumismo); alentar formas de vivir los consejos evangélicos de forma particular como familia; el servicio a la comunidad y las obras de misericordia; conectar la vida del hogar con el año litúrgico; recuperar el sentido espiritual y religioso de los padrinos.
  • Abrir la casa a otras familias: que la casa sea un lugar de bienvenida, hospitalidad, misericordia, encuentro con el rostro de Cristo, donde se viven la  sencillez y la  solidaridad. Promover formas prácticas de caridad y pre-evangelización.
  • Abogar por políticas sociales y económicas favorables a la familia y al matrimonio. El futuro de la humanidad pasa por el camino de la familia (FC, no 86).
  • Trabajar con las familias para fomentar su papel en la promoción vocacional y la participación cívica.
  • Ofrecer oportunidades para discernir y aprender, con apertura al Espíritu Santo: fijarnos en familias a nuestro alrededor que se esfuerzan por vivir en el espíritu de la ‘Sagrada Familia”; apertura a los movimientos eclesiales, fortalecimiento y formación de pequeñas comunidades, etc.
  • Promover ministerios de oración familiar por las misiones (la familia “patrona de las misiones” mediante la oración, el ayuno y la ofrenda, al estilo de Santa Teresita del Niño Jesús).
  • Identificar y discernir con familias comprometidas el llamado a la misión ad gentes. Establecer mecanismos y canales para facilitar su envío. Es la comunidad quien envía.

 

Preguntas para la reflexión y el diálogo

 

  1. ¿Qué pueden hacer las familias para responder a la siguiente intención misionera del Papa Francisco?: “Que como fruto de la misión continental, las Iglesias latinoamericanas puedan enviar misioneros a otras Iglesias.” (Noviembre, 2013)
  2. ¿Cómo pueden los párrocos y agentes pastorales ayudar a fomentar la “conciencia de misión” en las parejas casadas y, por tanto a “desatar” la gracia del Sacramento del Matrimonio” para la misión?
  3. ¿Podemos ya identificar en nuestras iglesias locales modelos exitosos de familias misioneras?
  4. ¿Cómo podemos promover formas prácticas de caridad y pre-evangelización en el hogar y de familia a familia?
  5. ¿Además de la oración ocasional en la misa o el rosario, promovemos “ministerios de oración” permanentes por las misiones, en general, y por proyectos misioneros particulares?
  6. ¿Qué mecanismos tradicionales y nuevos existen para discernir, preparar y enviar familias enteras en misión? ¿Los usamos? ¿Se necesitan nuevas estructuras y cauces? Si es así,  ¿qué características deben reunir?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s