Ante pronóstico de lluvia, hubo vigilia sin trasnocho: Coraje juvenil aviva la fe de Río

Ante pronóstico de lluvia, hubo vigilia sin trasnocho: Coraje juvenil aviva la fe de Río

Copacabana.- La Vigilia de oración presidida por el Santo Padre Francisco este sábado por la tarde, inició su programa con testimonios de jóvenes, un representación escenográfica aludiendo a San Francisco de Asís y posteriormente el Papa vio la mano de Dios para darnos a entender que fue Providente el cambio de lugar en Campus Fidei a unos 13 km de la bahía de Copacabana.
El papa Francisco en su mensaje durante la vigilia supo trascender el controvertido cambio de sede de la Vigilia y Misa final, expresando que “¿No estaría el Señor queriéndonos decir que el verdadero campo de la fe, el verdadero campus fidei, no es un lugar geográfico sino que somos nosotros? ¡Sí! Cada uno de nosotros, cada uno de ustedes”.
El clima en el que se desarrolló la vigilia fue una sincronía de coraje y plenitud espiritual entre la alegría, el silencio, la euforia en sus momentos, las fuertes las olas de la bahía, las colchas de dormir, las cajas de comida, las carpas y plásticos sobre el piso ante el inminente pronóstico de fuertes lluvias y el descenso imparable de la temperatura.
Pero la noche empezó a tomar calor con el mensaje bravío de Francisco al compás de las olas: “Jesús nos pide que le sigamos toda la vida, nos pide que seamos sus discípulos, que ‘juguemos en su equipo’. Creo que a la mayoría de ustedes les gusta el deporte. […] Pues bien, ¿Qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Debe entrenarse y entrenarse mucho. As í es nuestra vida de discípulos del Señor. San Pablo nos dice: “Los atletas se privan de todo, y lo hacen para obtener una corona que se marchita; nosotros en cambio, por una corona incorruptible” (1 Co 9, 25) ¡Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo! Nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda y feliz, y también un futuro con él que no tendrá fin, la vida eterna. Pero nos pide que entrenemos para ‘estar en forma’, para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida, dando testimonio de nuestra fe.
El Santo Padre da tres claves para profundizar en el testimonio de la fe “¿Cómo? A través de la oración, de los sacramentos y del amor fraterno.”

José Ramón | Milicia de la Inmaculada
mariamadreiglesia@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s