En el hogar se forja la suerte de los Estados

En el hogar se forja la suerte de los Estados

“La familia contiene en sí los gérmenes de la sociedad civil, y es en gran parte en el hogar doméstico que se va creando la suerte de los Estados. Esto es tan verdadero que los que se proponen arrancarlos al cristianismo, comienzan por la raíz, dándose prisa para corromper a la familia. (…)

“Es, por lo tanto, rigurosa obligación de los padres trabajar y luchar para repeler toda usurpación en esta materia y reivindicar para sí exclusivamente el derecho de educar a sus hijos con espíritu cristiano, como debe ser, y desviarlos, cueste lo que cueste, de aquellas escuelas donde estén expuestos a beber el mortal veneno de la impiedad. (…)

“Persuádanse todos bien de que, para la buena educación de los niños, tiene máxima importancia la educación doméstica. Si la juventud encuentra en el hogar las reglas de la vida virtuosa y una como escuela práctica de las virtudes cristianas, segura está en gran parte la salvación de la sociedad”.

León XIII, Sapientiae Christianae, Documentos Pontificios, n. 10, Vozes, Petrópolis, 1946, pp. 28-29).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s